miércoles, 15 de mayo de 2013

Reflexión de media noche

Cae la noche, todo se vuelve oscuro... Oscuro como el futúro que observo, como el presente que vivo. Mientras intento conciliar el sueño imagino que todo puede cambiar, que el sol volverá a brillar. Pero cuando vuelvo en mi, me doy cuenta de que nada cambia todo sigue igual a pesar de mi empeño por intentar todo cambiar. Quizás no me explico bien, puede que quiera de ti algo que aún no me puedas dar. Y ese algo es tan simple, como una vida con tranquilidad. Solo veo los días pasar, nada cambia nada me hace pensar que esto tenga un buen final. En mis noches, solo busco soluciones pero sola no puedo caminar. En mis noches, solo encuentro soledad no encuentro una mano a la que poderme aferrar. Cuando cae la noche vuelvo a temblar, veo mis pesadillas hechas realidad.... Como desearía despertar una mañana y ver que algo ha cambiado, que varias piedras he saltado, que de este bucle en el que estoy envuelta me ha dejado por fin en libertad.